ñam, ñam

Los carnívoros tenemos hoy en día un gran dilema a la hora de elegir nuestra carne favorita.

Una buena carne roja, ya sea chuletón o incluso entrecot, podría ser la opción número uno, con patatas fritas, con ensalada… Angus, Wagyu, son ahora las variedades que más cotizan. En mi caso la prefiero poco hecha, más bien roja.

Otra debilidad del buen carnívoro podría ser una hamburguesa, ¿de buey? con queso, beicon, huevo frito, lechuga y tomate, cebolla… En su punto. Podríamos darle el segundo cajón del podium.

Con permiso, eso sí, del cachopo, que sube posiciones hasta el bronce gracias a su exponencial popularidad, si bien en su caso hay otros factores muy decisivos a la hora de triunfar como son el queso, el jamón, su empanado, que van más allá de la ternura de los filetes guarnecidos y acompañados de unas patatas fritas caseras.

El top ten lo podrían completar un cochinillo asado, unas albóndigas caseras,  un cordero al horno, unas costillas de cerdo, unas chuletillas de lechazo, unos filetes rusos, un jabalí asado, una ternera a la jardinera, unos buenos callos, unas mollejas … sobre gustos…

Y tanta carne tendremos que maridarla con un buen vino adecuado, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.